Consultoría de dirección
Empresas

IKEI, asistente técnico en la reubicación de los comerciantes de La Bretxa en el nuevo edificio Pescadería

El proyecto arquitectónico de distribución de espacios se aprobó el pasado mes de diciembre, pero la necesidad de acordar entre los diferentes agentes e instituciones la forma de acometer de forma única y funcional una obra compleja, además de asegurar su financiación, ha dilatado los plazos de los trabajos, que además se han visto también afectados por la pandemia.

Los criterios para reubicar a los carniceros, pescateros y comerciantes han sido un total de 5: el lineal (metros lineales) criterio al que se le ha dado la mayor importancia, seguido de la Antigüedad (número de años en el puesto), el empleo (personas trabajando en el negocio) y la superficie (m2 del puesto). También se han tenido en cuenta número de fachadas del negocio. 

Para definir los criterios para el traslado y distribución de los puestos del anterior mercado al nuevo edificio, ha sido necesario un análisis previo de la situación, así como de la imagen y posicionamiento deseados para el futuro. Además, la evaluación del diseño de la planta del nuevo mercado ha permitido una mejor definición de los puestos en el espacio disponible, así como el perfil más adecuado para su ubicación en cada uno de ellos. 

El acuerdo alcanzado permite avanzar con los trabajos que transformarán por completo el mercado tradicional y que esperamos ayuden a reactivar el sector ante un futuro incierto.